Un estudio revela que en 2018 habrá más terremotos de gran magnitud

La Biblia lo anticipó…

Terremoto Mexico 6 Ley Dominical

Científicamente es imposible predecir un terremoto en la Tierra. Ni con los avances tecnológicos más recientes se ha podido determinar cuándo llegará uno de estos destructivos fenómenos naturales y cuál será su intensidad

Sin embargo, un estudio presentado para la Geological Society of América, generó mucha controversia en la comunidad científica, al señalar que para el año 2018 comenzará un ciclo de aproximadamente 5 años en que aumentará de manera considerable la cantidad e intensidad de los sismos.

Fuente

Mucha gente no se interesa por la profecía bíblica, aunque debería interesarse, porque los acontecimientos que se avecinan afectarán su vida, la de su familia, su empleo y su futuro. Hay un Dios en los cielos que inspiró las palabras de la Biblia; y todas las profecías consignadas  en  ella  tendrán  un  cumplimiento  seguro.  Debemos creer  que  lo  que  Dios  ha  dicho  se  cumplirá.  Es  hora  de despertar.

Dios predice en su palabra que los terremotos y otras catástrofes naturales irán en aumento. Jesucristo advirtió que antes de su regreso habría  “terremotos en  diferentes lugares”  (Marcos 13:8Mateo 24:7). El público sabe muy bien que en los últimos años ha aumentado la frecuencia de los terremotos, a veces en los lugares más inesperados. Esta tendencia va a continuar porque así lo indica la Biblia. Jesucristo lo predijo, y es por lo tanto, lo que debemos esperar. Debemos velar y estar atentos al número y a la magnitud de los terremotos, porque irán en aumento y serán cada vez más devastadores.

Sin embargo algunos dirán: “pero siempre ha habido terremotos”. ¡Desde luego que los ha habido! No obstante, cuando Jesús dijo que “Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares” (Mateo 24:7), estaba hablando de la frecuencia y potencia poco común de los terremotos que habrían de ocurrir. Es evidente que eso es precisamente lo que ha sucedido en los últimos años.

En Isaías 29:6 dice la palabra de Dios con respecto a Jerusalén: “Por el Eterno de los ejércitos serás visitada con truenos, con terremotos y con gran ruido, con torbellino y tempestad, y llama de fuego consumidor”. Y Dios afirmó: “Yo el Eterno no cambio” (Malaquías 3:6). Dios castigó a la antigua Jerusalén con terremotos y tempestades. Ahora está empezando a castigar a ciertas naciones modernas en la misma forma.

Fuente

fb.com/LeyDominical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s